viernes, 10 de octubre de 2008

¿Por qué sangramos cuando nos hacemos una herida?

La sangre circula por todo el cuerpo a través de unas tuberías más o menos gruesas: las arterias, las venas y los vasos capilares.

Estos últimos son unos tubos muy delgados que distribuye a cada célula del cuerpo el oxígeno contenido en la sangre.

Cuando nos raspamos, escapa la sangre de los capilares de la piel.